Thursday

Mi pequeña reflexión de hoy



En la vía


Seguramente la decisión del Fiscal Marijuan de acordar el juicio abreviado con Ricardo Jaime, se ajusta a derecho.

En rigor, sólo se lo juzgaba por el delito de recibir dádivas, y en ese contexto, haber conseguido su confesión es un logro para el espíritu republicano y un paso importante de la justicia en la dirección correcta.

Aunque ahora a Jaime le parezca irrelevante, en el futuro será apostrofado como corrupto y coimero por cualquiera con quien se cruce en la calle. Y por la posteridad.

Este arreglo se complementa con el que harán el empresario colectivero Néstor Otero y los hermanos Cirigliano, que obviamente también han reconocido su condición de corruptos  y llevarán ese baldón de por vida.

Usted me dirá que no les importa. ¿Seguro? Fíjese el esfuerzo económico que han hecho para ser prácticamente borrados de las páginas de los diarios de hoy y de los archivos.  

Aún la sociedad tiene pendiente otros rencores, otras ofensas que quiere lavar por las que espera que Jaime pague. Hay juicios en marcha que deberemos monitorear para que esas deudas no quede sin saldarse.

Los familiares de los muertos de Once esperan ahora que estos mismos delincuentes vayan a la cárcel, sin juicio abreviado, por la responsabilidad que les cabe en la tragedia. Con ellos, esperamos todos, ofendidos por el abuso alevoso e impune del que hemos sido víctimas en este y otros casos.

Los muertos de Once son los fiscales mudos de la ciudadanía.



##########


No comments:

Post a Comment